Auditoría energética

Una auditoría energética es un procedimiento para analizar y evaluar la situación inicial de consumo y de coste de energía de una instalación u organización. A partir de esta información se evalúan técnica, energética y económicamente las posibles mejoras (medidas de ahorro) que se pueden realizar, estimando el ahorro energético esperado, su retorno económico asociado, el tipo y cuantía de la inversión precisada, y sus indicadores de rentabilidad.

 

En consecuencia, el Real Decreto 56/2016 establece el marco normativo relacionado con las auditorías energéticas, la acreditación de auditores y proveedores de servicios energéticos, y la promoción de la eficiencia en el suministro de la energía. Según el mencionado texto legislativo “las auditorías energéticas son herramientas que permiten a las organizaciones conocer su situación respecto al uso de energía y que, por el hecho de realizarse de forma distinta según los sectores, las empresas y los países, requieren de una normalización que permita hacer comparables los resultados obtenidos”.

 

La realización de este tipo de estudio permite planificar adecuadamente las actuaciones a acometer en el centro u organización con el fin de obtener una óptima rentabilidad energética, económica y medioambiental para un determinado nivel de inversión.

 

Según el R.D. 56/2016, las grandes empresas o grupos de sociedades incluidos en el ámbito de aplicación de su artículo 2, deberán someterse a una auditoría energética cada cuatro años a partir de la fecha de la auditoría energética anterior, que cubra, al menos, el 85% del consumo total de energía final del conjunto de las instalaciones ubicadas en el territorio nacional que formen parte de las actividades industriales, comerciales y de servicios que dichas empresas y grupos gestionan en el desarrollo de su actividad económica.

 

Además, con posterioridad a la entrada en vigor de este decreto legislativo, aquellas empresas que, durante al menos dos ejercicios consecutivos cumplan con la condición de gran empresa, deberán someterse a la primera auditoría energética en el plazo de nueve meses, siempre que no hayan realizado previamente una en un plazo inferior a cuatro años. Es decir, las empresas afectadas deberán presentar su auditoría energética ante la autoridad competente con fecha límite mediados de noviembre de 2016.

 

En general, una auditoría energética conlleva 5 fases o etapas sucesivas:

 

Fase 1: Información preliminar

  • Reunión con representantes
  • Definición del objetivo y alcance
  • Evaluación y organización de la información disponible

Fase 2: Estudio de sistemas, datos y mediciones

  • Características técnicas de sistemas
  • Inventario de equipos
  • Histórico de consumo
  • Plan y realización de las mediciones

Fase 3: Tratamiento de la información

  • Análisis de inventarios y mediciones
  • Estudio del histórico de costes energéticos
  • Estudio de ratios energéticos

Fase 4: Análisis de mejoras energéticas

  • Identificación y evaluación de las mejoras
  • Desarrollo de las mejoras y proyectos de ahorro
  • Estudio económico

Fase 5: Informe final

  • Recopilación y resumen de los datos
  • Resumen de proyectos de ahorro e inversión asociada

Contacto

ECOEnergy Energía y Medio Ambiente, S.L.Unipersonal
Calle Játiva2
28007 Madrid

 

Correo electrónico: info@ecoenergy-eyma.es


También puede llamarnos al teléfono: 91 552 2914 o bien utilizar nuestro formulario de contacto.

Nuestra oferta

¿Desea conocer mejor nuestra oferta? En nuestra sección de productos y servicios obtendrá información detallada.

ECOEnergy en redes sociales :